jueves, 17 de abril de 2014

Americanos versus Canadienses




Me encanta trabajar con americanos especialmente si los comparo con los canadienses. Es cierto que cada persona es un mundo, pero en general hay algo común a las personas que habitan en un mismo país, un espíritu, un modo de vida, quizás creado por el sistema, la cultura y las tradiciones.
En el caso de los americanos hay una serie de estereotipos que como tales sirven para definir en cierta manera su modo de vida:

- Los americanos son mucho más previsibles. Buscan un buen servicio y ofrecido con placer, pero si se lo ofreces saben agradecerlo económica y personalmente.

- Tienen bien inyectado en su ADN el sistema de propinas, por lo que un buen servicio tiene en la gran mayoría de los casos una correlación con una buena propina. En mi trabajo más de una tercera parte y en algunos casos la mitad de lo que gano proviene de estos ingresos. Y tengo estadísticamente comprobado que cuanto más de la América profunda sean mis clientes, más dinero recibo. Son drásticos y extremistas en la mayoría de los casos pero muy fieles a las tradiciones y a lo establecido. Por eso los grupos que más me gustan son los de Kansas, Missouri, Arkansas, Indiana, Texas, etc.. Esos estados son mucho menos turísticos, más cerrados, pero benditos sean! Aún no he tenido ningún grupo de Oklahoma, pero si estoy en lo correcto, creo que sería uno de los que más propina recibiría. La costa oeste es también más generosa que la este, y normalmente dentro de la población estadounidense los neoyorquinos son los más agarrados.

- Muchos son hipócritas, pero al menos te reciben con una sonrisa en los labios que aunque sea falsa es preferible a los malos modales.

En cuanto a los canadienses, seguro que hay muchos estupendos y yo sólo he tenido mala suerte, pero es que no he logrado comprenderlos. Casi siempre establecen una clara distancia: tu eres su empleado, trabajas para ellos y punto y sólo en escasas ocasiones he logrado establecer una mayor proximidad o una amistad. Cuantos más grupos tengo, más perdida me siento, no sé qué quieren, qué buscan, me resulta terriblemente difícil complacerlos.

Por eso sí, sólo puedo decir God Bless América!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario